La reputación lo es todo en la economía colaborativa

La reputación lo es todo en la economía colaborativa

A finales de mayo, el equipo de OuiShare conjuntamente con Traity, empresa líder en sistemas de reputación que aglutina los diferentes perfiles de los usuarios en las plataformas en las que participa, organizamos el último OSRemix de la temporada, dedicado en esta ocasión a la reputación. Y además, lo hicimos por duplicado: el 29 de mayo en Madrid, en el coworking Utopic_US y el 30 en Barcelona, en el MOB. Quince representantes de las plataformas de la Economía Colaborativa y más de 80 personas, entre emprendedores y público interesado, nos acompañaron ambos días en las dos ciudades.

Junto a BlaBlaCar, Suop, Bemate/Alterkeys, Etece, Gudog, HomeAway, GuudJob, Sherpandipity, Knok, SocialCar, PopPlaces, Joyners, Sharing Academy y EcrowdInvest tuvimos la oportunidad de debatir sobre la visión que tienen cada una de estas plataformas de la reputación y la confianza, tanto desde el punto de vista de las mismas plataformas como de sus participantes. También se debatió sobra la generación de confianza que aportan los diferentes sistemas de reputación, así como el impacto que causa la pérdida de esa confianza y la predisposición de los usuarios a hacer uso, tanto de manera negativa como positiva, de los comentarios o ratings dentro de los sistemas de reputación.

Traity, como representante de este elemento básico dentro de la Economía Colaborativa, hizo una interesante introducción sobre cómo entienden ellos la reputación y cómo la gestionan, y un repaso a los retos y desafíos que encara este factor clave en el futuro más inmediato.

traity-logo-copy

Tanto las aportaciones de nuestros invitados a la mesa como la del público presente en ambas ciudades arrojaron ideas, dudas y sugerencias muy útiles e interesantes como, por ejemplo, la reputación de la plataforma por encima incluso de la de los usuarios de la misma, el impacto que puede tener un comentario negativo a una persona frente al de una empresa, o la posibilidad – y grado de dificultad – de recuperar la confianza perdida tras una mala puntuación en el sistema de reputación. De entre todas, cabría destacar el papel que pueden jugar iniciativas como la de Traity, cuya misión es ofrecer una identificación virtual desde la cual reflejar información personal y aumentar de este modo los niveles de confianza.

LA REPUTACIÓN COMO MARCA

Con la madurez del mercado, la reputación de las plataformas está cogiendo cada vez más peso, e igual que pasa con las marcas convencionales, el branding será cada vez más importante y decisivo para la plataformas colaborativas. Resulta curioso ver cómo el usuario, a pesar de estar en una plataforma p2p donde son precisamente los peers los que tienen el peso de la reputación, tiene la percepción de que la marca de la plataforma también es depositaria de confianza y, por lo tanto, de garantía y de reputación. De hecho, muchas plataformas ya estan trabajando en este sentido y cada vez ponen más énfasis en la verificación de los perfiles de las personas que van a prestar el servicio que corresponda.
Si hablamos del caso de los alojamientos turísticos, por ejemplo con Bemate, ellos se están encargando de verificar offline a cada propietario y espacio que se une a formar parte de la plataforma para ofrecer alojamiento a otros usuarios. Esto significa que hay una tendencia apuntando a un mayor control por parte de las plataformas, sobre todo de las que empiezan y ven que tienen que competir con las veteranas y que, de esta forma, buscan una diferenciación ofreciendo más garantía y por lo tanto más confianza de partida en la plataforma.
En este sentido, Oriol de Pablo, CEO de Joyners, plataforma que ofrece espacios para que jubilados puedan convivir apoyándose unos a los otros, con el acompañamiento y la tutela de la misma plataforma, apuntó durante el evento que en su caso la reputación recae sobre todo en la plataforma y que es la asociación con otras marcas que ya tienen su propia trayectoria y confianza creada la que está configurando la reputación en una plataforma incipiente como la suya.

LA REPUTACIÓN LO ES TODO

Si bien hubo debate e intervenciones que discreparon unas de otras, tanto las plataformas presentes como los invitados coincidieron en la máxima de que la reputación lo es todo, y no solamente para los usuarios, sino también para las propias plataformas. Y es que la reputación no es un tema del que las plataformas se puedan desentender y dejar únicamente en manos de los usuarios, sino que es algo en los que ellas también tienen que trabajar. Y muy duro.

Y siguiendo esta misma línea discursiva, se comentó también el tema de la segmentación de precios en base a la reputación, pues se habló la diferencia de precio que se puede establecer entre dos servicios de la misma categoría, prestados por dos usuarios diferentes: uno con mejor reputación y otro con peor o inexistente. En otras palabras, se constató la existencia de una “prima de riesgo” que debe asumir el usuario que no ha generado aún la suficiente confianza, para ir generándose una reputación que le permita “competir” con otros usuarios que ofrezcan un producto / servicio similar.

Tal es la importancia de las contribuciones de l
os pares, que plataformas como GuudJob basan su idea simplemente en que los usuarios y consumidores evaluemos a los profesionales con los que nos vamos topando en nuestro día a día. El fin no es otro que obtener una reputación profesional de cara a futuros trabajos, sea o no nuestro campo de actividad actual, tal y como comentó Bernardo Montero, uno de los ideólogos de este proyecto.

EL FUTURO DE LA REPUTACIÓN YA ESTÁ AQUÍ

En relación a los retos y desafíos de cara al futuro se plantearon muchas cuestiones, como por ejemplo a quién pertenece la reputación que tenga un usuario en la plataforma, si al usuario o a la plataforma. Y es que mientras muchas de las plataformas, al igual que ocurre con las redes sociales, se pronuncian a favor de reservarse el derecho sobre los contenidos publicados, la mayoría, salvo algunas de las grandes, no dice nada en relación a los comentarios y valoraciones que forman parte de sus sistemas de reputación. En este sentido, un servicio como el de Traity ofrece la posibilidad de usar, en cualquier sitio, las diferentes reputaciones que tenemos.

En cuanto a las valoraciones aportadas en los sistemas de reputación, se trató la evolución que estamos viviendo en relación a los comentarios de otros usuarios, ya que estamos aprendiendo a ver más allá del mero comentario u opinión e intentamos adivinar quién está detrás de ese comentario. Si bien hemos aceptado que siempre habrá trolls, somos más cautos a la hora de juzgar comentarios descontentos, hilando más fino en relación a la situación o las expectativas de ese otro usuario y juzgando si concuerdan con las nuestras. Y, por supuesto, cómo tendrá más valor e impacto la opinión si viene, por ejemplo, de alguien cercano a su red o con un estilo de vida similar.

Como ya comentamos en la entrada que escribimos para presentar los eventos, la capa de confianza/reputación sienta las bases para que una startup funcione. Si de cara al usuario, y sobre todo a uno que empieza de cero, la reputación es clave – o un valor al alza -, tanto para ofrecer como para demandar productos o servicios, de cara a las plataformas puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. De ahí la importancia de disponer de una herramienta que de algún modo permita evaluar y ser evaluado tras haber compartido o colaborado en alguna actividad de las que actualmente se ofertan en los marketplaces p2p.

Si bien quedó claro, como hemos querido plasmar en esta entrada, la importancia de la reputación, de igual manera se comentó que, según el tipo de plataforma, los servicios que ofrezca y lo que busquen los usuarios, la reputación puede tener mayor o menor relevancia. Y es que aún hay ciertos factores, como el precio del servicio o el que se adapte a las necesidades y gustos del usuario que demanda ese producto o servicio, que pueden tener un papel tan o más relevante que la reputación.

David Sucar (Traity) and Luis Tamayo (OuiShare Madrid)

Al final de ambos encuentros hubo aún espacio para un poco de networking, donde muchos de los protagonistas, tanto del público como invitados a la mesa, coincidieron no sólo en lo valioso que les pareció el contenido del evento en sí, sino también en la necesidad de repetir este tipo de iniciativas de manera regular, no únicamente para poner en común ideas y talento – fin último de los OuiShare Remix – sino también para que los emprendedores, startups y empresas de la Economía Colaborativa encuentren un hueco en sus apretadas agendas y compartan y colaboren entre ellas. Y es que, al final, no sólo se trata de facilitar que los usuarios lo hagan: se trata también de que todos pongamos en práctica los valores que mueven esta revolución económica.

Luis Tamayo from OuiShare Madrid
Francisco Rodriguez from OuiShare Madrid
David Sucar from Traity

Artículo escrito con la colaboración de Luis Tamayo y Sara Rodríguez Marín y publicado originalmente en el Magazine de OuiShare

About the author

MBA reciclado. Emprendedor dentro de la economía colaborativa y Conector de OuiShare en constante aprendizaje. Seguir en twitter



Leave a Reply