Alternativas Colaborativas para la Vuelta al Cole

Alternativas Colaborativas para la Vuelta al Cole

Septiembre 10, 2013 |  by  |  Ejemplos, Finanzas, Libros, Social

Una vuelta al cole carísima está empezando estos días, por lo que os proponemos alternativas colaborativas y sostenibles para conseguir todo el material escolar que los alumnos necesitan.

Esta semana comienzan las clases para la gran mayoría de los alumnos en España, y junto con ello, el gasto más importante para los padres este otoño. Los medios de comunicación informan que es la vuelta al cole más cara de los últimos 10 años, con gastos en promedio de 700 euros para cada alumno. Esto sí, no se pueden evitar los costes para las cuotas de los colegios donde acuden los niños, que pueden llegar hasta 350 euros mensuales.

La vuelta al cole se hará más llevadera para los padres que recurren a las plataformas e iniciativas de consumo colaborativo relacionadas con la educación.

¿Cómo podemos usar varias plataformas online de consumo colaborativo para encontrar todos los materiales y complementos para la vuelta al cole de sus niños? Desde uniformes, libros y comida sin olvidar el transporte y ni los juguetes.

Algunas ideas interesantes

Para desplazarse a la escuela, en vez de comprar abonos mensuales de transporte público, o ir en coche individual cada mañana, se puede compartir coche entre grupos de padres, al nivel informal y organizado sobre la marcha. Para los estudiantes de universidad, sitios para compartir coche como Fes_Edit o Amovens ofrencen opciones viables y que ya están funcionando.

Iniciativa colaborativa Bus a Peu en Reus, Cataluña También, si las distancias permiten, se pueden organizar trayectos a pie encabezados por padres voluntarios, que guían grupos de niños. Por ejemplo, el ayuntamiento de Reus en Cataluña ha organizado la iniciativa “Bus a Peu”, o bus a pie, montando una red de caminos escolares con la ayuda de voluntarios.

Comparado con el precio de transporte escolar , que cuesta entre 50-100 euros al mes, usar las iniciativas colaborativas y de responsabilidad ciudadana son una opción bastante mejor.

El precio de ropa escolar, uniformas y calzado para los alumnos varía entre unos 200 y 400 euros para cada curso, pudiendo aumentar hasta mucho más, en función de que los padres eligen a comprar. Desde siempre hay la opción para los hermanos pequeños de coger la ropa o calzado de los mayores, evitando un doble gasto para los padres. Pero también hay iniciativas online, como Truequebook, donde se pueden intercambiar, aparte de libros, ropa y calzado. En Truequebook, los padres consiguen lo que necesitan para sus niños, intercambiando con los objetos que les sobran, sin gastarse dinero.

 TruequeBook

Los libros y el material escolar es otro de los complementos por cual los padres deben asumir un desembolso importante cada curso. Pero en vez de gastarse hasta 250 euros para adquirir todos los libros, más hasta 100 euros en material escolar, podrían mirar alternativas colaborativas. Aunque en algunas partes de España, como en Madrid esta semana, la Policía municipal ha desalojado un mercadillo vecinal de trueque de libros de texto, los cambios y prestamos se pueden realizar en varias plataformas online.

Los alumnos menores pueden aprovechar los libros de los mayores, consiguiéndolos online. Plataformas que ayudan a los padres a encontrar libros y material escolar son, como mencionado antes, Truequebook, y también Relibrea y La Nube Universitaria, donde se compran/venden libros usados, para poder dar más vida que de un sólo uso a los libros. Los libros se hacen circular entre alumnos de la misma escuela, para fortalecer, a la vez, el circulo de confianza.

parents2parentsLa web Parents2Parents, creado por la iniciativa Pirates de Catalunya, ofrece enlaces para descarga gratuita de recursos educativos desde primaria hasta la universidad. Todos los materiales que proporcionan tienen licencia creative commons,de uso libre y gratuito. De hecho, el acceso sin límites a los libros y al conocimiento educacional debería ser una cuestión de derecho universal. Todo el material tendría que ser libre de coste, habilitando el reparto de conocimientos de manera gratuita.

Las comidas, una parte fundamental para la vida saludable de los alumnos, suponen también un gasto mensual importante. En los comedores escolares, la comida suele costar entre 120 y 160 euros al mes. Como alternativa más económica y de mejor colaboración social son los acuerdos informales entre familias, para cocinar por turnos. Así se fomenta también la confianza ciudadana y se ahorran gastos.

Aunque no enfocado en la alimentación infantil, una idea similar es la que propone Super-Marmite en Francia. La web está disponible en castellano (aunque con poca oferta en España) así que podéis empezar a ofrecer comida en cualquier comunidad de nuestro país.

Otra interesante iniciativa para los niños que van a los comedores escolares son los acuerdos con productores locales, como Hortaprop en Cataluña, para que los niños coman platos más saludables, con productos de proximidad y sin costes comerciales añadidos.

 Pikatoy - compartir juguetes

Los juguetes son una parte importante del aprendizaje experiencial, especialmente para los más pequeños. También para éstos hay opciones alternativas. Se pueden alquiler juegos desde plataformas como Pikatoy o ComparTOY.

Los padres ahorrarán costes, y los niños tendrán una diversidad mayor de juguetes para divertirse, aprender y jugar. Además, la iniciativa es sostenible para la sociedad y el medio ambiente, centrándose en compartir lo que existe ya, en vez de producir cada vez más objetos y tirarlos después de una vida corta.

Empezando desde pequeños

Terminado el trayecto de los padres para encontrar todos los materiales, ropa y complementos necesarios para la vuelta al cole, nos damos cuenta de la gran cantidad de objetos que, en vez de comprar cada año, podemos re-aprovechar, prestándolos o vendiéndolos.

Las alternativas presentadas ayudarán a los padres a desembolsar menos dinero. Pero incluso aún más importante es que usando las opciones alternativas colaborativas les enseñamos desde pequeños a los niños la importancia de re-usar, de no comprar y tirar objetos, de compartir, y de ser responsables en nuestra comunidad y sociedad.


Author Monica NastaseArtículo escrito por Monica Nastase, redactora de contenidos freelance, especializada en periodismo de viajes. Colabora tanto con empresas tradicionales del sector de viajes, como con iniciativas innovadoras de la economía colaborativa. Podéis leer más sobre su trabajo y sus viajes en su blog, Changing Travels.


Imagen de portada: Chaqueta de pollo en Flickr con licencia CC BY-SA


7 Comments


  1. ¿Sabes que hay otras comunidades autónomas además de Cataluña? Pues sí, hay como otras 16 más y un par de ciudades autónomas también… vaya sorpresón, eh?!
    Por cierto, no es truequear, es trocar. De nada :)

  2. Hay muchas páginas webs en las que la gente regala o pide todo tipo de cosas, muchas de ellas, cosas para niños. Una de las más activas es ésta:
    http://nolotiro.org/es/woeid/753692/give

  3. En Quiquilo también hacen vuelta al cole con grandes descuentos http://www.quiquilo.es/content/vende-la-ropa-de-tus-hijos

Leave a Reply