Movilidad compartida: bienvenidos a la

Movilidad compartida: bienvenidos a la “era del acceso”

Hace diez años se publicó La era del acceso de Jérémy Rifkin, donde el autor americano anunciaba la llegada inmediata de una nueva era del capitalismo y de una sociedad basada en el acceso a los bienes:


El rol de la propiedad está a punto a de sufrir una transformación radical. Las consecuencias de esta revolución tienen una importancia y un alcance fundamentales para nuestra sociedad. […] Dentro de 20 años, la misma idea de propiedad nos parecerá especialmente limitada o incluso desfasada. […] A partir de este momento, nuestro estatus social dependerá más del acceso que de la propiedad.

Diez años después, parece que esta profecía se concreta y los primeros signos son suficientemente reveladores para otros editores y autores de renombre que retoman hoy esta profecía por su cuenta: “Un día, miraremos el siglo XXI y nos preguntaremos por qué teníamos tantas cosas “ afirmaba así Bryan Walsh en un artículo en la revista TIME que consagraba el Consumo Colaborativo como una de las diez ideas destinadas a cambiar el mundo. Según Lisa Gansky, autora de The Mesh, “nos dirigimos hacia una economía donde el acceso a los bienes se impone a la posesión “. ¿Realmente esta economía está a punto de emerger? Evidentemente se ha creado este blog porque así lo creemos, y de hecho es un movimiento que se acelera desde hace meses en cada vez más y en más ámbitos.

El símbolo de este movimiento: la movilidad compartida

Entre todas las estadísticas más destacadas de esta nueva economía, la movilidad está en lo alto de todas. Tanto es así que los sistemas de compartir bicicleta llegan a más de 2,2 millones de trayectos cada mes en el mundo. En Hangzou (China), con la comunidad bicicleta compartida más grande del mundo , ya son más 240.000 trayectos que se hacen cada día gracias a las 50.000 bicicletas y a las 2.000 estaciones disponibles (el Bicing dispone de 6000 bicicletas y 400 estaciones).

Bicicletas en Hangzhou

Hoy, el sistema de bicicleta compartida constituye el medio de transporte que está experimentando el crecimiento más rápido en el mundo (ver mapa de iniciativas de bicicleta pública en España ) y el coche compartido no tardará mucho atraparlo. De hecho, el coche ayudar a poner en contexto las críticas sobre el consumismo y nuestra forma de vida limitada. La generación de los 20-30 años, también llamada “generación Y”, parece que se está desprendiendo a una velocidad insospechada del coche como objeto, lo que no parece gustar a los primeros afectados, los fabricantes de automóviles, tal y como explica Jhon Elkington al rotativo inglés The Guardian.

Lo que realmente asusta a la industria automovilística es el hecho de que los jóvenes empiecen a concebir la posesión del coche de otra manera. Al contrario que las generaciones precedentes, por las que poseer un coche era símbolo de independencia, de éxito, hoy los jóvenes son considerablemente menos propensos a poseer su propio coche.

Un informe reciente de GWL Realty Advisor sobre los factores del medio urbano en el siglo XXI lo señala de esta manera:

Cada vez más los estudios muestran que las nuevas generaciones tienen una concepción diferente del automóvil y ya no lo ven como un vector de libertad. En lugar de ello, las tecnologías digitales y móviles – ya sean teléfonos inteligentes, ordenadores portátiles, MP3, etc .- proporcionan un medio alternativo de expresión personal que los hacen más libres para hacer lo que quieran … Parece ser que las jóvenes generaciones tienen menos interés en los coches, y prefieren instalarse en ciudades bien comunicadas y adaptadas a los peatones según sus estilos de vida naturales.

Una de las consecuencias de esta nueva relación con el coche son las diferentes maneras de compartir coche que han surgido y se están estableciendo. El sector del coche multiusuario podría alcanzar los 5,5 millones de personas en Europa de aquí al 2015, según estimaciones. Por ahora Carpooling (que indica ser el número 1 en Europa), en su décimo aniversario, habla de: 1,8 millones de usuarios, más de 600.000 trayectos ofrecidos y 30.000 personas transportadas durante sábados y domingos.

En Francia, donde van un poco más adelantados que en España, el trayecto compartido para largos recorridos tiene cada vez tiene más adeptos, hasta el punto que las redes viarias quieren crear próximamente áreas de descanso especialmente dedicadas a este colectivo. La empresa Covoiturage.fr(en España se llaman Comuto.es) es el líder francés de coche compartido y hasta la fecha cuenta con más de un millón de usuarios, de los cuales 600.000 son nuevos suscriptores de los últimos doce meses. Una cifra muy baja del potencial según Frédéric Mazzella, fundador de Covoiturage.fr, entrevistado por el diario Le Parisien:

Un millón de usuarios es poco en comparación con el número potencial. Estoy convencido de que en unos años podemos sobrepasar la franja del 5 o incluso los 10 millones de miembros.

Se trata de un optimismo confirmado por varios estudios, especialmente un estudio elaborado por TNS Sofres para el grupo Chronos sobre los medios de transporte del futuro vistos según los consumidores: el trayecto compartido llega en primer lugar por delante del transporte público tradicional, el coche multiusuario y la bicicleta, con el coche de propiedad cerrando el listado. Otro dato de este estudio:

Para un 51% del franceses, en el 2030 la mayoría de desplazamientos se harán en coches compartidos.

El alquiler de coches entre particulares es sin duda el sector más rompedor de esta nueva forma de movilidad compartida y que puede convertirse rápidamente en el símbolo más destacable de este movimiento. En Estados Unidos, la empresa pionera RelayRides recibió recientemente una inversión de más de cinco millones de dólares por parte de Google mientras que la compañía GetAround, su principal competidor, ganó recientemente un concurso de “startups” más prometedores, el TechCrunch disruptivo.

Si quieres conocer una experiencia en primera persona recomiendo leer el artículo con un título bastante interesante: “Holy shit, I just rented a car from a complete stranger”

En Francia, probablemente el mercado con más oferta del mundo, ya hay seis actores que se han posicionado en el mercado de alquiler de coches entre particulares: Zilok (que ya ofrece 2.500 coches de alquiler), Voiturelib (anuncia un volumen de negocio de 250.000 € desde su inicio), Deways (fundada a través de Kickstarter), Livop (dirigido por Kieran Connolly) y Cityzencar (con una visión de negocio muy interesante) y por último tenemos Buzzcar (con Robin Chase a la cabeza, fundadora y ex directora ejecutiva de Zipcar). Podéis leer entrevistas (en francés) a los fundadores de estas empresas en el apartado de entrevistas del blog sobre el Consumo Colaborativo en Francia.

En España aparte de las diversas iniciativas de car pooling y de compartir trayectos (Compartir, Amovens, ViajamosJuntos, Avancar, CarPool, ClickCar, Conduzco, Comuto, etc. ), también han aparecido este mismo 2011 los pioneros en el alquiler de coches entre particulares:

Recientemente Robin Chase (Buzzcar) habló en evento dedicado a la economía compartida (gracias a Innov’in the City por el artículo):

En las grandes ciudades, la idea del coche multiusuario debería convertirse en una evidencia para todos […]. La sobrecapacidad y la sobrepoblación de coches en núcleos urbanos hace que sea un imperativo la idea de compartir el coche entre particulares. Incluso las pequeñas empresas con un número limitado de vehículos los podrían poner a disposición de los usuarios.

¿Qué futuro tendrá la movilidad y cómo responderán los fabricantes ante este movimiento que parece que ya se ha puesto en marcha? Tenemos ejemplos interesantes con BMW DriveNow, Car2Go de Daimler, MU de Peugeot o Quicar de Volkswagen.

¿Cómo se diseñarán los coches para que sean mejor y más fáciles para compartir? ¿Cómo se simplificarán todos los temas legales y de seguros?

Nota: Este artículo es una traducción/adaptación de el artículo original de Antonin Léonard realizada con el permiso del autor.
Créditos imágenes: Victoria Diaz Colodrero , Amber Parkinson

Ingeniero multimedia fascinado por aplicar los modelos disruptivos de internet fuera de internet fundó ConsumoColaborativo.com en 2011 y ha formado parte de la vanguardia del movimiento desde entonces, siendo referencia en lengua española, ejerciendo de Conector de OuiShare para España y América Latina y formando parte del equipo de Global Curators de CollaborativeConsumption.com.



2 Comments


  1. Recomendable también darse una vuelta por http://www.fundaciomobilitatsostenible.org/

Trackbacks

  1. Explosió de consum col·laboratiu a Amèrica Llatina | Consum Col·laboratiu
  2. ::Hipermedula.org :: Explosión de consumo colaborativo en Latinoamérica
  3. Explosión de consumo colaborativo en América Latina | Consumo Colaborativo
  4. Consumo Colaborativo explode na América Latina « descolaai

Leave a Reply