Es mejor tener acceso a las cosas que ser propietario

Es mejor tener acceso a las cosas que ser propietario

julio 12, 2011 |  by  |  Artículos, Ejemplos, Introducción, Seis  | 

“La tendencia es clara: El acceso vence a la posesión. El acceso es mejor que la propiedad” , esta es la conclusión de un brillante artículo de Kevin Kelly a principios del 2009. Entender todo lo que ello implica como principio básico del Consumo Colaborativo no es fácil, pero de hecho la manera de vivir de hoy en día nos fuerza a ello.

Podemos empezar con evidencias por lo que respecta a los bienes públicos:

  • Todos usamos carreteras de todo el mundo de las que no somos propietarios (aunque alguna vez toca pagar peaje, sobre todo en Cataluña) como si fueran nuestras. Además no tenemos que preocuparnos de manternerlas.
  • Todos usamos la red de Internet como si fuera nuestra. Aunque no poseemos todo lo que podemos encontrar, podemos reutilizar algunos de los contenidos con licencia Creative Commons (por ejemplo, esta página mismo).
  • Todos podemos ir a las bibliotecas donde tenemos acceso a infinidad de libros, CDs, revistas, etc. No nos pertenecen pero tenemos acceso e incluso los podemos alquilar.
  • Del mismo modo poseer una copia física de mi música, libros o películas empieza a ser una opción personal y no una obligación para disfrutar de ello.La digitalización de los contenidos ha permitido dar el salto a la modalidad de acceso de una manera muy rápida y las nuevas generaciones simplemente no entienden que hacíamos antes. No hay que organizar ni guardar nada, simplemente accedemos a ello.

    • Si pago ~ 10 € al mes, con el servicio Spotify tengo acceso a una librería immesa de música. Hay mucho para elegir, aunque la gente con gustos más particulares puede encontrar algunas limitaciones. Ya funciona en buena parte de Europa y está a punto de aterrizar en EEUU una vez han conseguido negociar los derechos de autor.
    • Para las películas el servicio más conocido es Netflix. Permite ver (de forma legal) una cantidad ilimitada de películas en streaming por USD $ 7.99/mes y funciona en una larga lista de dispositivos. Originalmente sólo en los EEUU y en rápida expansión en todo el mundo: llegará a España en enero de 2012.
    • En cuanto a los libros electrónicos lo cierto es que aún el tema de acceder o alquilar libros no está del todo resuelto. Hay algunas iniciativas por parte de bibliotecas( 11.000 en USA). También webs como Lendle o EbookFling que permiten dejar tus libros electrónicos a otra gente durante 15 días. En nuestro país hace poco que ha arrancado 24symbols que permite acceder y leer los libros a cambio de publicidad en un modelo freemium.
    • La ventaja de los intangibles (como los contenidos digitales) y servicios es que se pueden compartir y/o alquilar a múltiples usuarios al mismo tiempo . El modelo de negocio es escalable de forma viable y se puede decir que no hay discusión posible sobre las ventajas del alquiler sobre la propiedad en este escenario siempre que el acceso esté garantizado.

      Cuando tenemos que pasar a compartir objetos físicos nos encontramos con que sólo lo podemos alquilar y/o dejar a una persona y además el propietario del objeto (una persona o empresa) no lo puede usar. El modelo de negocio se complica si se quiere hacer de forma centralizada y es por eso que los modelos P2P de alquiler han demostrado una mayor escalabilidad (pero son más difíciles de gestionar en otros aspectos).

      ¿Tiene sentido defender que el acceso vence a la posesión para los objetos tangibles? Yo creo que sí, sobre todo si consideramos un par de factores:

      • La propiedad de muchos objetos termina convirtiendose en una carga . En la sociedad hiperconsumista el instante de alegría asociada a la compra de un nuevo objeto del que eres propietario nos resulta muy familiar. También te resultará familiar la ansiedad al ver que hay una versión más moderna y mejorada al cabo de un tiempo, que hace que tu objeto pierda valor y atractivo. A la vez hay que dedicar esfuerzos a mantener y cuidar el estado del objeto adquirido. La duración de todo el ciclo se está acortando y en ámbitos como la electrónica hay empresas que lo explotan al máximo. Como dijo Tyler Durden en el Club de la lucha: “The things you own end up owning you” (Lo que posees te acaba poseyendo a ti)
      • La càrrega de la propietat - via Shareable Magazine

      • Los objetos cada vez incorporan más partes electrónicas o digitales, lo que facilita su intercambio, su uso social y hasta cierto punto los despersonaliza. Puede referirte al proyecto SocialBicycles para ver hacia dónde pueden ir las cosas. Ahora mismo están tratando de financiarse con el Kickstarter.

      Así pues, ¿por qué poseer cuando puedes tener acceso instantáneo, constante y permanente al que necesita?


4 Comments


  1. Consum Col·laboratiu

    Spotify s’acaba de llençar als USA i han fet un video força interessant http://www.youtube.com/watch?v=CvYX_P_c__8

  2. Vuestro artículo es muy interesante. Creo que debemos cambiar nuestra forma de consumir y por eso puse en marcha un proyecto pionero, la primera tienda online de alquiler de juguetes en España.
    He visto que habéis colgado la web de EEUU Baby Plays, creo que sería interesante que nombrarais que en España también contamos con este servicio tan novedoso y ventajoso para las familias.
    La web es http://www.pikatoy.com/
    Espero vuestra opinión y sugerencias. Gracias.

Trackbacks

  1. Consumo Colaborativo: Una alternativa al sobreconsumo
  2. Anónimo
  3. Nuevo Curso: Otra forma de entender la economía | Diseño Social
  4. Aula Privada – 0512 | Diseño Social
  5. Aula Privada – 0512 & 0912 | Diseño Social
  6. La empresa a prueba de futuro | Consumo Colaborativo
  7. Otra forma de entender la economía | travesiasyalgomas
  8. Consum col·laboratiu, un canvi de paradigma per a un consum més sostenible « Bloc de medi ambient de Fundalis
  9. El consumo colaborativo: la sostenibilidad invisible | Grupo por la Naturaleza y los Pueblos Sanos
  10. Consumo colaborativo: ¿Cuántas cosas poseemos? : La Tribu Que Coopera
  11. AULA PRIVADA Consumo Colaborativo | Diseño Social

Leave a Reply